diumenge, 19 de febrer de 2012

Anell de pedra.




Anell de pedra.1975-2001
Acabo d’escriure unes paraules sobre una planxa de fang, el pensament està situat en L’anell de pedra, en l’aliança amb la natura, en el somriure de la terra que acabo d’escampar entre les roques del mas, en l’aigua que he d’arreplegar per fer d’aquesta terra seca un jardí fèrtil. Després d’escriure- hi, l’he doblegada diverses vegades i torno a fer el mateix una i altra vegada, sempre ho faig mantenint el flux de les idees i el procés sembla que no ha d’acabar mai.


Palabra oscura. 2001-2002
(Fragment del text sobre la mateixa obra)

Empiezan las manos a moverse, ¡actúan solas!
Con el dedo hago un agujero en el barro, el índice penetra hasta el fondo, hago un envite tan profundo como me es posible...
¡Soy constructor de formas vacías!
-Pienso-.
Acerco la boca a aquel espacio pequeño y deposito una idea prolongada. La confío como el que deja caer una semilla en la tierra, después espero a que germine en primavera.

Actúo con las manos y también sé pensar; ebrio de los licores del mundo me dejo ir entre palabras, me confundo con ellas, me veo entre sus temblores, me siento en sus incertidumbres y presiento que mi mano y mi boca se escapan por aquel agujero... ¡no se adónde iran a parar! 

Cierro el agujero y allí queda oculto el mensaje, es un misterio permanente que me hace estremecer  Desde allí irradiará energía como una luz oscura y débil, desde allí emanará una idea estética y ética; requiebro oscuro que se deja animar si existen inquietudes para sentirlo y ojos dispuestos a mirarlo.
Sin descanso vuelvo a hacer la misma operación tres días y tres noches, el barro empieza a endurecerse, el dedo ya no puede entrar y las palabras empiezan a quedar en superficie.
Lo doy por acabado, no soy suficientemente fuerte, ¡me falla la voluntad! Pero sé con certeza que en la urna de barro sigue abierto el espacio para muchas más acciones y que en él todo está dispuesto para empezar de nuevo. La razón me dice que sólo es cuestión de agua y energía para volver de nuevo a la experiencia inicial y la necesidad estética me induce a continuar siempre en círculo.
Con el eje central inhiesto, firme y siempre rodeando el mismo problema: el trémulo compromiso del pacto, la tozuda convicción en la alianza, el destino unido al pálpito de las piedras.

Anells a la natura
https://www.facebook.com/TELEGRAPH.CO.UK/videos/vb.143666524748/10154269595279749/?type=2&theater.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada